Desnuda entre las sombras.

 

Hoy me atrevo a soñar,
Quiero aferrarme a tu cintura
Desgranando primaveras en tu cuerpo
De una y mil maneras.

 

Te ves tan bien así.
Tan inerte tan intacta
Arrancándome los versos
Y tranzando nuevos sortilegios.

 

Te vi llegar,
Desnuda entre las sombras,
Comprando un tibio otoño
Disfrazando tus ojos.
Tan sinuosa y sutil
Maldiciendo las horas,
Aferrándote a la esperanza
Y viendo tus manos rotas

 

Pero si ni siquiera sé que existes,
Con que traje del tiempo he de vestirte
Perdí la cordura,
O será mi bálsamo de dudas.

 

Quizá divagaste por mi cabeza,
O tus ojos fueron días de fiesta
Serán mis neuras
O tu silencio a voces.
Pero sigo aquí impregnado de tus roces.

 

Los sueños no se prestan,
Así que decidí volar,
Me aburría tanto la calma
Y estas ganas de buscarte en mi cama

 

Solo quiero un sitio en tu naufragio,
Déjame sin alas,
No me importa tanto,
Pero si te salvas dímelo,
Puede que mañana huya el sol.

Copyright © 2014 antoniobenavente.com
All rights reserved

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now