Juguete de otra mano

 

 

Hubiese sido capaz de entregarte un trocito de vida,

Y desgranar el carmín de tus labios y amarte sin prisa.

 

Con estrellitas de cielo y jazmines bordar tu cintura,

Y ser la musa de mis sueños,

Mi constelación en el cielo.

 

Por ti hubiera sido capaz,

De morirme por dentro,

Arañar madrugadas y sentir

Que a tu lado despierto

Y sentir que duermes en mi pecho,

Ver que todo esto es cierto,

Que tu estas aquí,

Que yo estoy aquí,

Abrazado a tu cuerpo.

 

Por ti hubiese sido,

Un viejo vagabundo que se pierde en tus pasos,

Un ladrón de caricias,

Un prisionero atado

Que quisiera tu risa,

Guardada en una cajita,

Por si un día me abandonas

Que me quede tu sonrisa

Parezca que estés conmigo.

 

Siento que el viento no corre a favor,

Y me acecha una tenue penumbra,

Miro a tus ojos y te invaden las dudas

Y te refugias en tu silencio,

Y me invitas a la dura soledad.

Copyright © 2014 antoniobenavente.com
All rights reserved

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now